Ponle Daddy-O a tu pelo

Buenos días,

No sé por qué pensaba que ya había escrito en el blog sobre el champú Daddy-O de Lush y resulta que no tenía ninguna entrada sobre esta maravilla. Como creo que toda la humanidad debe conocerlo 😉 allá voy con el post de hoy.

Descubrí este champú líquido hace unos dos años y aunque no puede al 100% con mi grasa tengo que reconocer que deja mi pelo castaño más que bien. Daddy-O es un champú violeta que evita que los pelos rubios se vuelvan amarillentos aunque, podéis usarlo sea cual sea vuestro color.

Para las personas con pelos rubios y canos tiene dos ingredientes infalibles: las violetas (de ahí su color morado) y el zumo de limón y lima orgánicos. Otros ingredientes que podemos encontrar en este champú son el aceite de bergamota, el de coco virgen extra o el agua de mar.

Este champú apto para veganos y sin siliconas lo podéis encontrar en tres formatos: 100 gramos por 9.50€; 250 gramos por 18.95€ y 500 gramos por 31.50€. Yo he tenido los tres y por precio está claro que el que más compensa es el de 500 gramos aunque, el envase de 100 gramos es muy cómodo y práctico si os lo queréis llevar de viaje o al gimnasio.

Como podéis ver en la foto, el champú es totalmente morado. Me resulta muy curioso porque cuando te lo echas en el pelo y después lo enjuagas sale el agua de ese color tan poco habitual. Hace muchísima espuma con una cantidad muy pequeña de producto y deja el cabello suelto, bonito, con un volumen estupendo y muy limpio. Si es cierto, que yo lo tengo graso y no me soluciona el problema a largo plazo pero al menos el día que me lo lavo y el siguiente lo llevo más que decente.

Solo un apunte, tiene un olor muy bueno pero algo fuerte e irrita los ojos. Cerradlos muy bien mientras os estáis masajeando el pelo para que no os entre nada de producto y porque incluso al olerlo, si los tenéis abiertos, os pueden llorar.

Hace tiempo, os hablé de un champú sólido también de Lush que me había gustado mucho pero tengo que decir que Daddy-O lo ha superado totalmente aunque, me sigue pareciendo un producto interesante por su duración y amabilidad con el medio ambiente al ser un formato «nacked». Podéis leer el post que escribí en su día aquí.

La única pena que tengo es que en mi ciudad no hay tiendas de Lush y en su web te cobran gastos de envío sea cual sea el importe de la compra si bien me lo he «montado» bien porque he aprovechado un par de viajes a Barcelona y Santander para comprarlo en tienda física y tengo a mi amiga Lydia (@manisypotis_lydia en Instagram) que es una fanática de Lush y hace pedidos constantemente y en el último me hizo el favor de pedir un botecito de mi adorado Daddy-O. Solo lo he pedido online una vez y fue cuando me hice con el envase de medio kilo para que me durara varios meses.

¿Conocéis este productazo de Lush? Si es así, espero que me contéis vuestra experiencia con él.

Feliz día y hasta el próximo post 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.