¡¡Buenos días!!

Hoy vengo con un producto que no os va a dejar indiferente. Se trata de una pasta dental natural con carbón activado y sin flúor de la marca andaluza Di Oleo.

Di Oleo me envió un lote de sus productos para que los probara. Son muy interesantes porque todos contienen aceite de oliva virgen extra (AOVE). Os hablaré poco a poco de ellos pero vamos a empezar por la pasta de dientes ya que, me ha parecido verdaderamente curiosa.

Di Oleo AOVE aceite de oliva carbón activado

Ya nada más recibirla me sorprendió su envase. No es el tubo clásico de dentífrico sino que va en un bote de cristal similar al de un paté. Todo el envase es reciclable ya que no utilizan ningún tipo de plástico (punto para Di Oleo).

En cuanto a la pasta de dientes, tienen 3 variedades:

  • Pasta de dientes natural sin flúor con menta piperita
  • Pasta de dientes con caléndula para niños
  • Pasta de dientes con carbón activado sin flúor

Esta última fue la que me enviaron a mí. Sus ingredientes son: carbón de calcio, xilitol, aceite de oliva virgen extra, jabón de coco, mentol, bicarbonato de sodio, raíz de lirio, carbón activado, aceite esencial de menta piperita.

La pasta se extrae con una espátula que te permite no contaminar el producto. Con una cantidad inferior al tamaño de un garbanzo tenéis más que suficiente.

aove carbón activado di oleo pasta dental

La primera vez que la utilicé no me gustó nada el sabor. Lo primero que pensé es que sabía a «pescado muerto» pero, esta sensación se fue a partir del segundo uso. De hecho, me empezó a encantar conforme la iba utilizando.

Al llevar carbón activado, es de color negro por lo que los dientes se quedan totalmente de ese color durante el lavado (y el lavabo también). La sensación de limpieza y frescor me pareció maravillosa durante el tiempo que la estuve utilizando aunque, no he podido terminarla y os cuento por qué.

Empecé a tener una sensibilidad horrorosa. No podía soportarlo y, como el único cambio que había hecho a nivel bucal en las últimas semanas era la incorporación de esta pasta dental a mi rutina, decidí buscar información a fondo sobre sus ingredientes. Después de leer bastante, saqué en conclusión que el carbón activo no es muy bueno para los dientes. Al parecer se usa para hacer blanqueamientos dentales, que según leí son bastante agresivos con el esmalte de nuestros dientes y en muchos casos, produce sensibilidad. Después de toda esta lectura dejé de utilizar la pasta de dientes y al cabo de unos días empecé a sentir mi boca más aliviada. Tengo que decir, que no sé si el carbón activado es malo o no porque vi opiniones para todos los gustos pero, dejando de usarlo solucioné mi problema, por lo que está claro que no estaba hecho para mí.

La verdad es que el producto en sí me ha gustado porque es eficaz, orgánico, vegano y sostenible y no descarto probar la pasta infantil de caléndula que creo que sería la ideal para mí. Yo soy una persona «hipersensible» a nivel de piel, cuero cabelludo y dientes como habéis podido ver así que, creo que alguna de las otras dos variedades me hubieran ido mucho mejor.

El envase contiene 75 gramos y cuesta 5.95€. Podréis utilizarlo unas 100 veces porque cunde muchísimo.

Tenéis toda la información en la web de Di Oleo. Podéis verla pinchando aquí.

Feliz día y hasta el próximo post 🙂

 

Please follow and like us: