Extreme Repair Mask de Alma Secret

Buenos días,

Hoy os quiero hablar de la mascarilla para  el pelo de Alma Secret. Aunque tienen tres tipos, me voy a centrar en mi preferida que es la «Extreme Repair Mask».

Esta mascarilla está indicada para cabellos castigados, dañados o quebradizos. Como es costumbre en la marca, se trata de un producto natural por lo que no esperéis un pelo sedoso y desenredado porque eso no va a pasar. Y es que quiero comentar esto porque al no contener siliconas (entre otras cosas) es inviable obtener los mismos resultados que con una mascarilla tradicional (sintética). Y ¿por qué recalco esto? pues porque no paro de ver reseñas en Instagram de personas a las que les han regalado la mascarilla y hablan de la suavidad y sedosidad de su pelo al usarla (está claro que no se han duchado con ella ni una vez antes de hacer la review o directamente les da igual mentir descaradamente). Yo no os voy a engañar. A mí me ha regalado la mascarilla Alma Secret y me está encantando pero voy a hablar con total sinceridad sobre el resultado en mi pelo y, os adelanto que la suavidad y sedosidad no forman parte de dicho resultado.

Mascarilla capilar Extreme Repair de Alma Secret

Pero antes de contaros mi experiencia personal os voy a detallar los ingredientes que contiene. Tenemos 9 aceites vegetales (acai, baobab, comino negro, frambuesa, karité, rosa mosqueta, jojoba, onagra y almendras), ácido hialurónico y un complejo de proteínas de trigo y vitaminas B5, E y biotina que se encargan de:

  • Reconstruir, rejuvenecer y nutrir intensamente todo aquel cabello que necesita reparación.
  • Fortalecer la fibra capilar y repararla a todos los niveles para que sea más resistente a todo lo que la daña
  • Mejorar su textura y brillo
  • Reparar las puntas abiertas
  • Controlar el frizz

Esta mascarilla puede usarse como tratamiento pre o post lavado. Es apta para todo tipo de cabellos (lisos, rizados, gruesos o finos). Es vegana y no contiene ingredientes artificiales como las ya citadas siliconas. Tampoco contiene parabenos, sulfatos, aceites minerales o parafinas.

Y ahora vamos a pasar a la parte de mi experiencia personal. Lo primero que diré para aquellas personas que nunca hayan usado un producto natural para el cabello es que, se necesita un período de adaptación, principalmente con el champú. Al no llevar ingredientes sintéticos, aunque el producto sea eficaz, es necesario  varios lavados para sacar una buena conclusión acerca del resultado. Por eso, os recomiendo que tengáis un poco de paciencia 🙂.

Envase tras 6 semanas de uso


La primera vez que usé esta mascarilla se me quedó el pelo bastante mal, como sucio. Estaba convencida de que lo había enjuagado bien así que pensé que el problema podría tener que ver con la cantidad que había usado (aproximadamente el tamaño de un tomate cherry). En el segundo lavado reduje la cantidad al tamaño de un garbanzo y ¡voilà! acerté de pleno.

Yo tengo el pelo fino pero muy abundante y más bien largo (unos 5 centímetros por debajo de los hombros) y con esa insignificante cantidad tengo de sobra para todo (siempre aplicándolo de medios a puntas, nunca en la raíz). La mascarilla hace efecto casi desde el momento en que te la pones. Es bastante fácil peinar el pelo cuando estás en la ducha con ella puesta. Además, huele increíblemente bien. Yo me la dejo unos 3 minutos porque no suelo tener mucho más tiempo por las mañanas y es suficiente para notar el resultado. Una vez que me lo seco y me lo plancho lo noto menos encrespado y más bonito. Si bien es cierto que hay que cepillarlo con cuidado porque, como os decía más arriba, no se queda suave en exceso y por tanto no lo notaréis desenredado al 100% una vez que lo sequéis con la toalla y con el secador. Yo recomiendo que lo cepilléis antes de meteros en la ducha y que extendáis la mascarilla con un peine sobre el pelo mojado para evitar enredos mayores.

Algo que me gusta de esta mascarilla es que con el paso de las horas noto el pelo cada vez mejor, más suelto y brillante.

No es un producto económico (25€ el envase de 250ml) pero si analizamos sus ingredientes, lo que cunde y el resultado merece la pena la inversión. Yo uso esta mascarilla cada vez que me lavo el pelo (mínimo 4 veces a la semana) aunque la marca recomienda su uso de manera semanal o quincenal en función de la necesidad de cada persona. En mi caso, al tener el pelo graso me lo lavo casi a diario y después uso secador y plancha porque al natural es imposible salir a la calle. Tengo muchísimo volumen y un encrespamiento que empeora con la humedad de la ciudad donde vivo. Puesto que no puedo vivir sin plancha, la mascarilla le salva la vida a mi pelo. Para mí la mascarilla capilar es imprescindible en mi día a día y no solo de manera ocasional. La uso desde hace dos meses y el bote está casi lleno todavía, así que haceos una idea de lo que cunde.

Podéis encontrar esta mascarilla en la web de Alma Secret. Si os suscribís a su Newsletter os hacen un 15% de descuento en vuestro primer pedido aunque ahora están con las rebajas y tienen descuentos de hasta el 25%.


Os animo a probarla y que me contéis vuestra experiencia. Seguro que os convertís en verdaderas «Alma Lovers».

Feliz día y hasta el próximo post.

Please follow and like us:
error0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.